Memoria Abierta mantiene distintos vínculos y desarrolla proyectos y actividades con organizaciones de la sociedad civil y de Estados nacionales y locales con el objetivo de intercambiar y compartir su experiencia y metodologías de trabajo, así como las características del proceso argentino de verdad y justicia con otros procesos transicionales del mundo.

Memoria Abierta es miembro fundador y participa –desde 1999– de la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia (CISC). En este marco, desde 2005, Memoria Abierta coordina la Red Latinoamericana de Sitios de Memoria, que reúne actualmente 39 instituciones asociadas.

Junto a estas y otras organizaciones regionales y del resto del mundo, promueve el desarrollo de iniciativas que estimulan la reflexión en torno a las violaciones a los derechos humanos cometidas y sus consecuencias en el presente.

Comparte estrategias de trabajo y metodologías específicas para la organización y preservación de archivos orales, técnicas de catalogación y preservación de documentos, investigación topográfica, desafíos para el uso público de sitios históricos y experiencias sobre el diseño de exposiciones y materiales interactivos, entre otros.