La comisión directiva de Memoria Abierta tiene el agrado de comunicar que, a partir del 3 de julio de 2017, Verónica Torras asumirá la dirección ejecutiva de nuestra institución. La nueva directora sucede a Valeria Barbuto, quien deja el cargo luego de cumplido el mandato de cinco años establecido para desempeñar esta tarea.

La gestión de Valeria se caracterizó por consolidar la institución luego de profundos cambios, por avanzar en su sostenimiento y por estrechar los vínculos con los nueve organismos que hoy integran la comisión directiva de Memoria Abierta. También intensificamos la cooperación en la región, aportando nuestra experiencia en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia en nuestro país. Ella continuará participando del Directorio, órgano de gestión del Espacio Memoria y Derechos Humanos [ex ESMA], donde Memoria Abierta tiene su sede institucional, lo que nos mantendrá cerca y trabajando conjuntamente.

Verónica Torras es licenciada en Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA), doctoranda en Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) y cursa la Maestría en Análisis del Discurso de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Tiene amplia experiencia en comunicación institucional en ámbitos gubernamentales: fue subsecretaria de Comunicación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires entre 2000 y 2004 y directora del Programa Memoria en Movimiento de la Secretaría de Comunicación Pública de la Nación entre 2011 y 2015. Además, se ha desempeñado en ámbitos no gubernamentales vinculados a la defensa de los derechos humanos: fue directora de Comunicación del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) entre 2005 y 2010. Actualmente asesora a los equipos de Comunicación y de Memoria, Verdad y Justicia de esa organización, y al Instituto de Justicia y Derechos Humanos de la UNLA.

Auguramos grandes logros para esta nueva etapa. Estamos seguros de que los desafíos de estos tiempos exigen afianzar los logros obtenidos, impedir retrocesos, aportar a la reflexión de ciertas continuidades entre el pasado autoritario y el presente, y seguir bregando por la concreción de más Memoria, más Verdad y más Justicia.